jueves, 23 de octubre de 2008

Tranvías en la Alfama - Lisboa

Cuando uno quiere saborear Lisboa no le queda más remedio que montarse en un tranvía y dirigirse hacia la Alfama... Es una experiencia que te hace retroceder varios años, decenios, diría yo, en el tiempo... pequeños, madera e hierro en su interior y ningún o casí ningún atisbo de "chisme" electrónico en su interior...



Si te decides a montarte en uno en temporada turística, prepárate para viajar de pié y apretujado... con suerte incluso compartes espacio con el conductor.












































La Alfama es un intrincado laberinto de callejuelas estrechas en las que el tranvía debe compartir su espacio con los coches, con los viandantes y con los que deciden saciar su sed en un terraza como veis en la foto siguiente. Es más, esa calle es de doble sentido para los tranvías por lo que, unos metros antes de esa esquina, en un ensanche, el tranvía se encuentra un semáforo en el que, llegado el caso, debe de detenerse para permitir que el tranvía que baja pueda seguir su recorrido.




Más comentarios en El Club Digital

No hay comentarios: