martes, 28 de octubre de 2008

Panteón de los Braganza - Lisboa

El panteón de los Braganza, la última dinastía real portuguesa, está dentro del Monasterio de São Vicente de Fora, en Lisboa. Si alguien va a Lisboa y quiere acercarse, está en la Alfama, cerca del castillo y el tranvía 28E te deja en la puerta.

Esta primera tumba es la del rey João IV (1604-1656) fundador de la dinastía Braganza. se le conoce como El restaurador, por haber devuelto a Portugal su independencia después del paso por ella de los reyes españoles Felipe II y Felipe III.
Ahora unas cuantas imágenes centrada en una tumba doble donde además se puede ver más o menos como es el panteón... La tumba grande de la foto anterior, más otras cuatro como estas que siguen (una doble y dos simples) y el resto adosadas a la pared y sin más adorno que la corona sobre ellas y el nombre del difunto en letras doradas..

Esta doble tumba pertenece al Rey Carlos I y al príncipe Luiz Filipe, asesinados ambos en la plaza del Comercio de Lisboa el 1 de febrero de 1908. Carlos I era considerado por su contemporáneos como bastante inteligente, pero un poco dado a extravagancias... gustaba de jugar al fútbol y al tenis y además pintaba. Su reinado estuvo caracterizado por fuertes crisis políticas, perdidas de colonias africanas... que sacudieron a la sociedad portuguesa... Parece que, como se dice ahora, el regicidio estaba "cantado"...

Se nota que me ha gustado la figura que adorna las tumbas, es como si fuera la reina viuda, Amelia, llorando la perdida de su esposo e hijo... pero no, parece ser que la escultura representa al concepto de "la patria" que llora la muerte de su rey y su príncipe heredero.



Acabamos con el detalle de la corona que adorna la tumba del último rey de Portugal, Manuel II. Hijo y hermano de los que mencioné antes. Manuel II subió al poder en 1908 tras el asesinato de su padre y de su hermano el príncipe heredero, pero le duró poco... bueno, siguió siendo rey hasta su muerte en 1932, pero de Portugal tuvo que salir para el exilio tras la proclamación de la república en octubre de 1910.



Más comentarios en El Club Digital

jueves, 23 de octubre de 2008

Tranvías en la Alfama - Lisboa

Cuando uno quiere saborear Lisboa no le queda más remedio que montarse en un tranvía y dirigirse hacia la Alfama... Es una experiencia que te hace retroceder varios años, decenios, diría yo, en el tiempo... pequeños, madera e hierro en su interior y ningún o casí ningún atisbo de "chisme" electrónico en su interior...



Si te decides a montarte en uno en temporada turística, prepárate para viajar de pié y apretujado... con suerte incluso compartes espacio con el conductor.












































La Alfama es un intrincado laberinto de callejuelas estrechas en las que el tranvía debe compartir su espacio con los coches, con los viandantes y con los que deciden saciar su sed en un terraza como veis en la foto siguiente. Es más, esa calle es de doble sentido para los tranvías por lo que, unos metros antes de esa esquina, en un ensanche, el tranvía se encuentra un semáforo en el que, llegado el caso, debe de detenerse para permitir que el tranvía que baja pueda seguir su recorrido.




Más comentarios en El Club Digital